Página de inicio

#AyudaPrimates

El CMRP

Los propósitos del Centro son: Recibir y cuidar de primates traficados ilegalmente, con la idea de reintroducirlos –cuando esto sea posible- a su hábitat natural o mantenerlos saludables y en las mejores condiciones.

También realizamos Investigación y promovemos un Programa de Educación ambiental a todos los niveles.

La Causa

En el CMRP recibimos monos que fueron traficados como mascotas y víctimas del tráfico ilegal y los rehabilitamos conductual, nutricional y físicamente, con el objetivo de que recuperen sus habilidades para la vida silvestre hasta llegar a su liberación, o bien, cuando no es posible, les brindamos el cuidado digno y permanente en espacios de selva protegidos, bajo el cuidado de especialistas y con el apoyo de algunos benefactores.

Desplazados

Los monos que rescatamos en el Centro, son individuos de la selva tropical lluviosa que va desde la parte sur de Veracruz, hasta la península de Yucatán, por toda la costa del Golfo de México.

Problemática de los monos en México

Lamentablemente los monos en México son capturados por cazadores furtivos y su principal destino es ser mascotas, atracciones en restaurantes, ferias o espectáculos.

Una vez comprados son maltratados con frecuencia, mutilados, sufren quemaduras y en algunos casos, incluso son incitados a consumir drogas. Ambas especies de monos de encuentran catalogadas como especies en peligro de extinción por SEMARNAT.

Las crías de mono araña son las más demandadas por los compradores y por lo tanto, son el principal objetivo de los cazadores furtivos.

Pero desprenderlas de su madre no es un trabajo limpio… Los traficantes matan a la madre y a 2 o 3 integrantes del grupo por cada cría capturada y se estima que el 95% de los monos raptados, muere durante el proceso de extracción, traslado, comercialización o acopio.

Se cree que el mono aullador cuenta con menos de 1000 ejemplares viviendo en libertad, en todo el país.

Hoy, muchos son mascotas que sufren la falta de espacio, el aislamiento social y a la mala alimentación